5 Errores típicos de las personas celosas

0
17

Las personas celosas en raras ocasiones, disfrutan de su relación, están más ocupados desconfiando, dudando de la otra persona y cualquier tema sin importancia, desencadena un conflicto, porque están a la defensiva. Aunque nos han hecho creer que quien te cela es por que te quiere, no es así, porque aquí entra en juego tu confianza en la pareja y su integridad moral.

Todo el mundo piensa, cuanto más me cele, mejor, más amor demuestra por mí y menos podrá vivir sin mi presencia ¡error! Existen algunos tipos de celos que son muy negativos, para ambos miembros de la pareja y que anulan por completo a la persona en cuestión.

Nos celos en su justa medida, alertan a los demás de que tu pareja no está disponible en el mercado, que eso es lo que queremos conseguir, pero pasados de límites, son una consecuencia nefasta para la relación.

Todos hemos sido celosos en algún momento circunstancial, con la pareja, los hermanos, los amigos…multitud de situaciones que pueden despertarnos puntualmente este sentimiento, pero, que debemos aprender a diferenciar donde están los límites permisibles.

Durante lo largo de los años, frases como “si se pone celoso es que te quiere” las hemos creído ciertas, y muchas personas se han visto envueltos en un círculo vicioso del que no pueden salir.

Aunque los celos pueden ser normales, las personas celosas, cegadas por este sentimiento, cometen muchos errores, autodestruyéndose a sí mismos, a su pareja, su relación y todo lo que le rodea.

Aquí exponemos los errores más comunes de las personas celosas.

Absorción total de la pareja

Uno de las características de las personas celosas es su inseguridad y esto provoca que quieran controlar a la pareja en todo momento, donde está, con quien ha pasado la tarde, quien la llama al móvil etc. La quieren solo para ellos, y en su mente es impensable imaginarla de alguien más o que alguien pueda fijarse en ella.

Claramente, esta absorción, provoca que la pareja necesite espacio dentro de la relación, al igual que poder decidir y elegir libremente, cosa que para la persona celosa, es un echarle un pulso, y la ira se apodera aún más de ellos.

Las personas celosas son incapaces de sentir empatía por la otra persona, incapaz de imaginar cómo puede sentirse su pareja, su sentimiento de celo, lo anulan por completo.

Os podéis imaginar las consecuencias de agobiar a la otra persona en su relación, la ruptura es el desenlace final de su falta de independencia.

Incansable búsqueda de pruebas

Las personas celosas, están continuamente buscando evidencias de la infidelidad por parte de su pareja, aunque en la mayoría de ocasiones, su búsqueda no da resultados.

Pero su sentimiento de ira, lo hace no estar en paz consigo mismo y seguir buscando y buscando incansablemente y toman por buena cualquier excusa para comenzar la investigación. Cualquier llamada de teléfono, mensaje de texto o contacto con alguien desencadena una discusión, por otro lado, llena de reproches como ¡estas ocultándome algo! ¡quién te llama ahora! O simplemente hacerte sentir mal y culpable haciéndose la victima ¡Ya sabía que no podía fiarme de ti!

+  Señales para descubrir si eres una persona insegura

Se niega a buscar ayuda

La persona celosa, nunca reconocerá que tiene un problema de celos, siempre culpara a la pareja por ello y no acepta ayuda profesional porque piensa que el problema no es suyo sino de su pareja.

La parte negativa de creer que los celos son normales o que indican amor hacia la otra persona, es que las personas que los sufren son incapaces de ver que son un problema para su relación de pareja.

Esto produce un desgaste enorme de la relación que a la larga, si no acaba en ruptura, se volverá una relación tóxica para ambos, en la que los celos son protagonistas y están sentenciados a sufrir mucho los dos.

La aceptación de ayuda profesional, sería un paso muy positivo para la persona en cuestión y por supuesto para la pareja, ya que mejoraría la comunicación y se daría cuenta de que los celos son fruto de cualquier inseguridad y que carecen de base fundamentada.

Los celos no se acaban de hoy para mañana

Por más que la persona celosa diga “cambiaré” “confiaré más en ti” “te daré tu espacio personal” son promesas que carecen de fundamento, ya que “cambiar” es todo un reto y un proceso que requiere tiempo, mucho tiempo, y que sería más sencillo aún si cuenta con ayuda de un profesional.

Las personas celosas, cuando su pareja, agobiada amenaza con dejarlas, prometen y prometen, pero el mundo no se construyó en un solo día, esto será un proceso de cambio largo y en el que puede haber recaídas.

Los celos provienen de miedos e inseguridades, por tanto debemos terminar con la creencia de que los celos son algo normal en una relación, y atacar directamente a la raíz de ese problema.

Cualquier gesto los hace explotar

Estas personas, están en tensión constante, y debido a esto, cualquier gesto carente de sentido, los puede hacer estallar y ponerse de malhumor, porque viven en una incertidumbre y desconfianza perpetua. Después de guardarse para ellos varias situaciones de celos, sin venir a cuento explotan, y su pareja, al no comprenderlos, empeoran el enfado de éste, porque piensa que no le importa lo que ellos sienten.

Estas personas deben darse cuenta de que la solución al problema, no está en que su pareja actúe como ellos quieren, sino que son ellos quienes deben cambiar su visión sobre la relación y los infundados celos, solamente así lograra reconducir la relación hacia una más sana.

De lo contrario, en la mayoría de las ocasiones, esto conducirá a la ruptura de la pareja, ya que se volvería una situación insostenible para ambos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here